DISTRIBUIDORES HORECA

Disponer de un Distribuidor que sea  organizado, solvente y comercial es clave en el desarrollo del negocio en productos dirigidos a la hostelería.

Un buen distribuidor es el mejor socio posible a la hora de atender con cercanía los clientes de un territorio. Sin embargo, también puede ocurrir que una buena estrategia comercial la malogre una distribución deficiente o desorganizada.

Debido al proceso de concentración y profesionalización de Distribuidores, la consistencia en la política de distribución es más importante que nunca. En muchos casos la diferencia entre tener el mejor distribuidor gestionado de manera eficiente, puede significar la clave de la ventaja competitiva.

La ejecución y la “llegada” en el último eslabón de la cadena,  marca la diferencia.

En muchas ocasiones el modelo de distribución y la manera de operar con los distribuidores no está clara ni definida. Definir el modelo nos ayudará enormemente a poder operar con los distribuidores en el día a día y a que el distribuidor tenga claro los temas básicos.

El distribuidor que trabaje con marcas y empresas de importancia deberá implantar sistemas de gestión comercial para llevar a cabo en el mercado la estrategia comercial del fabricante, ser eficaz  y así poder alinearse con él.

Una buena “llegada al mercado” (route to market)  se hace imprescindible para el éxito comercial. Y desde luego lo primero es contar con una estrategia de Distribución consistente con la empresa, con los productos y con el mercado.