Para poder hacer Gestión por objetivos, además de definir los objetivos hay que comunicarlos al equipo y entrenarlos  (training).

En muchas ocasiones gastamos recursos en una Formación muy genérica y poco alineada con la estrategia y objetivos de la empresa. Ese sistema al final no deja “poso”.

Definir qué queremos que hagan nuestros comerciales en la calle es un trabajo complicado pero necesario para poder después entrenarlos. A veces al empresario le cuesta pararse y definir bien esos objetivos, pero este es el primer trabajo que hay que hacer: Definir los objetivos de la empresa. Solo cuando se hace bien ese trabajo se puede desarrollar “en cascada” la labor de implantar esos objetivos por medio de la formación y el entrenamiento. A cada nivel con su idioma. Para ese trabajo a veces es muy útil la ayuda externa de alguien que tenga experiencia para saber que los objetivos han de ser simples y el entrenamiento constante y consistente.

Se trata de implantar con formación concreta (entrenamiento)  la gestión por objetivos, los sistemas de trabajo, las “rutinas” y las herramientas que harán más eficaz el trabajo de los comerciales y más consistente con lo que la empresa quiere.

El objetivo de una formación eficiente ha de ser vender más y mejor; aumentar las Ventas y la Contribución. Mejorar la Cuenta de Resultados. Para ello, todos han de saber cuales son los objetivos de su empresa a su nivel y tener las herramientas y el seguimiento para conseguirlo.

Un programa de entrenamiento de la fuerza de ventas, conseguirá a corto plazo ser mucho más eficiente en la implicación y consecución de los objetivos.