Que no te timen si te despiden en un ERE

Que no te timen si te despiden en un ERE

QUE NO TE TIMEN SI TE DESPIDEN EN UN ERE

El pasado 28/05/2017 la edición Laboral del diario EL MUNDO publico este artículo de Isabel Munera, como resultado de una entrevista a varios expertos sobre los procesos de Outplacement o planes de recolocación.

Después de mucho tiempo en una misma empresa, para un trabajador perder el empleo supone enfrentarse a una situación nueva: la de buscar otra oportunidad laboral. A la tristeza, se le une entonces la frustración y la sensación de vértigo ante un mercado de trabajo que no se parece en nada al que un día le dio la primera oportunidad laboral.

Ya no se busca trabajo de la misma manera que hace años, y acudir de nuevo a entrevistas se les hace muy cuesta arriba. Se sienten perdidos. Por esto explica José Antonio Gallardo, socio director de HBO Consulting, “necesitan una guía, alguien que les oriente y les ayude a conseguir sus objetivos“.

Pero también alguien que les saque de la situación de bloqueo en la que muchos de estos profesionales se encuentran, todavía noqueados tras enterarse de que la empresa a la que han dedicado gran parte de su vida ya no cuenta con ellos. La rabia y la impaciencia se mezclan con la incomprensión, al no entender por qué les ha tocado a ellos la china.

El año pasado se tramitaron 5.397 procedimientos de despido colectivo, suspensión de contrato y reducción de jornada, que afectaron a 58.579 trabajadores y a 3.999 empresas, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo.

Pese a tratarse de un numero significativo, son pocos los trabajadores que saben que la ley, en concreto, el articulo 51 del Estatuto de los Trabajadores, obliga a las empresas que llevan a cabo “un despido colectivo que afecte a más de 50 trabajadores a ofrecer a sus empleados que pierden su trabajo un plan de recolocación externa a través de las empresas autorizadas”.

Estos programas deben garantizar a los trabajadores, especialmente en el caso de los de edad más avanzada, un servicio continuado durante un periodo mínimo de seis meses que incluya una atención personalizada, así como medidas de formación y orientación profesional y ayuda en la búsqueda activa de empleo.

Para Gallardo de HBO Consulting, ” los planes de recolocación, como ya ocurre en otros países como Alemania, Francia o Bélgica, son una herramienta central en la gestión del capital humano”. Por eso, añade es necesario que “las compañías se tomen en serio su responsabilidad en la gestión de estos planes.”

Algo que lamentablemente no suele suceder. Pese a que los servicios de recolocación externos son de obligado cumplimiento cuando se produce un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de más de 50 trabajadores, todavía, afirma Marta Romero, directora de Outplacement del Grupo MOA BPI “existen algunas empresas que intentan eludir la legislación, por desconocimiento o por ahorrar costes”. Además, muchas veces, también por desconocimiento, son los propios trabajadores los que no demandan este servicio.

Los planes de Outplacement, precisa Gallardo de HBO Consulting, no tienen sentido si el empleado afectado no se implica. “Tiene que estar abierto al cambio, ser consciente de la situación en la que se encuentra y enfrentarse a ella con actitud positiva. No deben aferrarse al pasado”, señala. En definitiva, tiene que ver en los programas de recolocación una oportunidad de redefinir su futuro laboral o reinventarse.

Según el informe de Lee Hecht Harrison, el 80% de los participantes en programas de recolocación consigue empleo en menos de seis meses.

Uno de estos programas de acompañamiento y desvinculación en procesos de ERE, señala Gallardo de HBO Consulting, es Reinvenciones. De manera online, pone a disposición del trabajador afectado todo los recursos, técnicos e información que pueden ayudarle a encontrar un nuevo empleo. A través de un diagnostico inicial, se obtiene una completa fotografía de las fortalezas y debilidades del profesional. A partir de esta información, el participante elaborara un plan de acción guiado por un consultor y decide si busca una recolocación o, por el contrario, opta por reinventarse y afrontar otros proyectos.

Estos servicios de asesoramiento no los puede prestar cualquiera, sino que tienen que llevarse a cabo por empresas de recolocación autorizadas. “No hacerlo supone un peligro” sostiene Romero, pues deben de estar homologados por el Servicio Publico de Empleo Estatal.

Además, el no recurrir a estas empresas “podría dar lugar a una impugnación judicial por despido por parte de los trabajadores o sus representantes sindicales”.

Pero ¿puede una empresa negarse a ofrecer este tipo de planes de recolocación? Solo, según establece la Ley, aquellas que se hubieran sometido a un procedimiento concursal están exoneradas de ofrecer este tipo de servicios a sus trabajadores. Para el resto, es obligatorio siempre que el Expediente de Regulación de Empleo afecte a más de 50 trabajadores. Si el numero es inferior, se pueden realizar planes de Outplacement, pero siempre con carácter voluntario.

En el caso de que las compañías obligadas por ley no ofrezcan este programa, se podría denunciar el Expediente de Regulación de Empleo y que este terminara anulándose.

“El reto de nuestro sector”, asegura Romero, ” es que los trabajadores conozcan mejor sus derechos, para que de forma natural y de ahora en adelante, las personas que tengan que abandonar su puesto de trabajo comiencen a dirigirse a los departamentos de Recursos Humanos para solicitar este tipo de servicios”.

Diario El Mundo > Mercados >”Que no te timen si te despiden en un ERE”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.