Hablar con la gente

Hace poco oí a alguien resumir la filosofía de la Pirámide de las necesidades de Maslow: Una vez comido y cobrado, lo que la gente quiere es que le tengan en cuenta. 

Es curioso que en un mundo con híper-comunicación, en las empresas cada vez se les pregunta menos a las personas y se les pide menos su opinión, entre otras cosas porque viene casi todo dado desde arriba.

En bastantes ocasiones la jerarquía de la empresa se adentra en el insondable mundo de los diagnósticos o planes estratégicos, sin pedir opinión a la gente de su propia empresa que está viviendo la realidad mucho más pegados al mercado o al terreno.

¿Es tan difícil preguntar sabiendo que a las personas les gusta que se les pregunte su opinión? ¿Es tan difícil darse cuenta de que esas personas nos pueden aportar mucho? A Las personas honestas les gusta aportar, que se les escuche, les gusta poner a disposición de la empresa áreas de mejora. La frase “nunca nadie me pregunta nada” da que pensar

En mi experiencia de asesor, me llama mucho la atención lo fácil que es saber lo que pasa en una empresa simplemente preguntando. Simplemente pidiendo humildemente la opinión a los que más saben, a los que conocen las fortalezas y los aciertos, y también las debilidades y los errores. 

Si preguntáramos, al menos una vez al año, a las personas relevantes en la empresa tres preguntas básicas: ¿qué hacemos bien?, ¿qué hacemos mal? y ¿qué podríamos hacer mejor?  nos sorprendería gratamente lo acertado que sería el diagnóstico y además gratis.

Cuidado con alejarse de la realidad. El despacho es un sitio peligroso desde donde ver el mundo y tomar decisiones. En este mundo en el que tantas veces decimos que lo importante son las personas… a ver si lo demostramos, simplemente preguntando sus opiniones si es que de verdad nos importan

2 comentarios
  1. Jose Angel
    Jose Angel Dice:

    Que razón tienes!!
    Lo que creo que pasa es que la mayoría de las veces se dan las cosas por sabidas y. Es ahí donde se escapan la mayoría de los pequeños detalles para hacer grandes cosas!!

    Responder
  2. M Teresa
    M Teresa Dice:

    Es cierto, pero hay dos tipos de perfiles, los que se dan cuenta que en la calle y en los otros estan a veces las ideas qeu no se nos ocurren a nosotros, y los que piensan que los demas son necios, y se encierran en sus despachos para concentrarse en si mismos y en sus ideas, que seran siempre las mismas y daran siempre los mismos resultados.
    Luego esta la idiosincracia de cada uno, y donde nos sentimos mas seguros, es curioso que en los momentos de nervios y de gran tension, hay quien se encierra obsesivamente en los despachos, y quien no para de recorrer el territorio buscando desconectar un poco.
    Otros como tu, ademas teneis el don de las relaciones sociales y es consustancial a vosotros mismos.
    En cualquier caso Ignacio, una opinion muy acertada.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.